viernes, 24 de agosto de 2007

Natalia...




Cierra los ojos, déjame escucharte una vez mas, se perfectamente que solo estas de paso.
El teléfono suena, no, no pienso responderlo te pido que hagas lo mismo con el tuyo.

No, besos no, no volvería a ser el mismo después de eso, no te voy a pedir que te quedes, tan poco que me avises cuando llegues a tu destino, poca gente sabe que amo tanto este lugar por que aun sigo pensando que volveré encontrarte caminando por sus pasillos así como hoy.

Puedes dormir recargada en mi hombro, tengo meses soñando con verte hacerlo, aun faltan dos horas para irte, daría lo que fuera por poder alargar la tormenta.
Nunca es el tiempo verdad, Nunca es el lugar.
Es cierto mi mirada es mas nostálgica, pero se te olvida que es septiembre.
Igual que tu, no quiero llegar a verla…
Para ti es fácil, yo fui el que se quedo…

Despierta, dame un abrazo, se que dije que no quería besos, pero no tengo idea de si algún día pueda llegar a Madrid.

No nunca te menciono, hay secretos que te llenan de magia y nunca puedes compartir, hay calores que no quiero perder y no has entendido que solo hablo de la gente que me lastima y no de la que me hizo feliz…

Dame un beso y vete que me desmadras el sueño y la vida…

3 comentarios:

wicca dijo...

OUCH!.. me recuerda tanto a santomé y avellaneda...

H. dijo...

a veces lo unico que quieres es compartir tu sueño con alguien, pero ¿qué pasa cuando te desmadra la vida y el sueño su ausencia y no hay nadie para contarlo?...
sigue siendo el aeropuerto de la ciudad de méxico mi lugar favorito en todo el universo...y asi todas sus ficticias historias

H. dijo...

la tregua tambien es uno de mis libros favoritos

te he dicho..

Que te amo...