miércoles, 6 de octubre de 2010

Despertar...


Pero me negaba a despertar, quiza no por que el sueño fuera mejor que la realidad, quizá solo por que conocia lo que estaba soñando...

Atención...

Esa pequeña voz que no escuchas se llama instinto y te ahorraria muchos dolores de cabeza ponerle de vez en cuando atención.