Atención...

Esa pequeña voz que no escuchas se llama instinto y te ahorraria muchos dolores de cabeza ponerle de vez en cuando atención.