lunes, 16 de julio de 2007

Fantasmas en la casa.


La voluntad es ese fantasma intangible que mis manos y mi corazón no atrapan, se cuela silenciosa por debajo de mi puerta, adopta formas y colores caprichosos.

En la casa encantada caminan lentos los fantasmas, todos se van, ninguno logra ver regreso.

Hay nuevos espectros y algunos vampiros, con brujas que se pierden desnudas y se disuelven en el agua de la regadera.


Luciérnagas que amenazan con volverse hogueras.

En la casa encantada mis fantasmas bailan.

Van, vienen a gusto y voluntad aunque la voluntad nunca llega.


En mi casa encantada solo viven los fantasmas por que todos los vivos estan muertos.


Algunas veces solo hay gente que aleja a los fantasmas de la casa...
y otras en que los muertos la llenan de vida ...

No hay comentarios.:

Chance...

Las oportunidades son curiosas, a veces vienen disfrazadas de desastres, de mensajes, de risas, a veces llegan y golpean la puerta como ...