miércoles, 14 de febrero de 2007

Cuatro


Si siguiera cerrando los ojos seguiría inventando excusas, cuando uno duerme y sueña que esta despierto es muy difícil que se pueda despertar. Lo mismo pasa cuando uno esta enojado y cierra los ojos a razones.

No puedo evitar ser quien soy pero si puedo evitar hacer daño a los que me rodean y evitar seguir atado a los paradigmas obsoletos de antaño.

Equilibrio es la palabra que siempre me había faltado y hasta hoy comprendo, con el valor de tomarlo entre mis manos y pisar el miedo al cambio con mis actos.

Extrañarte sigue siendo el pan de cada día e imaginarte atrás de una ventana leyendo lo que escribo, deslizándote en cada palabra y preguntándote si son para ti., o queriendo imaginar que lo son.

Con la espina en las frases fuertes, viscerales y agudas, con el tiempo detenido en cada letra y café tomado con ambas manos, como si fuera mi rostro y el calor del café cual si fuera el de mis labios hechos besos, los cuales nunca has probado.

Puedo decir que tengo miedo y lo seguiré teniendo pero eso no es excusa para no enfrentarlo.

No es cuestión de ser malo o bueno, solo es cuestión de ser humano, no es cuestion de Uno, Dos o Tres historias es cuestión de un solo intento y tomar el riesgo de conocernos durante Cuatro estaciones y todos los vientos.

Imagen deviant art: Love 3 by ~mjagiellicz

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vivir con los ojos cerrados es vivir con el alma inventada...lo cual para el cuerpo sin razon es tranquilizador...cuando caes en el dia las imagenes se vuelven claras y deseas seguir en el sueño reparador por que ahi todo es invisible, inventado, acomodado...enfrentar la vida con miedo es lo mas valiente...aceptar los caminos y vivirlos felizmente es la realidad que deberiamos vivir cada que el sol sale cada que el sol se oculta y nos protege la luna...

Pedro Alba dijo...

aqui hablas de lo que me decias el otro dia?, a pesar de todo no hay que perder la fé en uno mismo y no darle fuerza a eso que nos estorba!

te he dicho..

Que te amo...