lunes, 15 de septiembre de 2014

Destello.

Ese día caminaba distraído, observaba el cielo y me lamentaba de tener que perderme del mismo para ir a una entrevista de trabajo.
La sola idea de tener que estar encerrado en un sitio que no me gusta, durante 8 horas aun cuando haya terminado todas mis actividades se ha vuelto sumamente fastidiosa para mí.
Así que he decidido armarme de valor para escapar de esa prisión que solo me frustra… la cuestión es amarrar todos los cabos sueltos para que no vuelvan a atraparme… necesito un plan…



2 comentarios:

Javier dijo...

Bonita foto, es sorprendente, lo mucho que se parece a Castilla.

H. dijo...

Muchas Gracias ojala pronto pueda conocer pronto Castilla,

Chance...

Las oportunidades son curiosas, a veces vienen disfrazadas de desastres, de mensajes, de risas, a veces llegan y golpean la puerta como ...