martes, 10 de marzo de 2009

de ti y de mi...


Últimamente pienso mucho en ti, y cuando digo en “ti”, no me refiero a una “ella”, un “tu”, o a un “el”, me refiero más bien a un “Yo”.
Un “yo” que muchas veces carece de los privilegios que les brindamos al “tu”, “el”, o “ella” y sus respectivos plurales, ese “yo” que últimamente se me escapa de las manos y se regodea y anima en situaciones pasadas, quizá eso lo alimenta en las horas de contemplación que le brinda a este monitor y a la pared blanca del la habitación que habito siete por siete.
Y cuanto pienso de ti, me llega a oleadas de escalofríos al ver lo mucho que te tengo abandonado y las tantas horas en que destilo la ausencia en soledad pura y ajena al mundo que te rodea.
Continuamente me encuentro identificándome con el personaje de aquella historia interminable que mientras más deseos cumple mas pierde su identidad y memoria de todo lo vivido. No es que se vuelva factual, es simplemente que en la vida real es muy común encontrar entes dispersos de traje y corbata caminando, tomados fuertemente de la mano de aquello que siempre soñaron o que nunca quisieron ser.
Y mientras pienso en mi, queriendo encontrarte a ti, para hacer un yo integro, ajeno a todo aquel que un día fui, no dejo de sentirme perdido por seguir buscando todos los que soy en las puertas equivocadas de los “tu”, los “ella”, los “él” y todos los plurales que quiero satisfacer antes que a “ti” y a mi...

3 comentarios:

alma dijo...

Yo soy tú, que diría Pessoa.
Preciosa imagen

Purpúrea...! dijo...

Ay de ti, ay de mí, no tú ni yo somos culpables...

Cheshire dijo...

si eso, solo yo...

Reflejo...