martes, 25 de noviembre de 2008

alla mia etá


Despues de unos días concluí que ese enorme hueco que cargo en el pecho y que tanto intento llenar con trabajo, lleva tu nombre.
Y ese rudo y raro extrañar te y extrañarte, me suponia sano por lo menos del corazón...
Y te pienso sin un cigarro para fumarte, por que el pecho duele o quiza no sea el pecho, quiza solo sea la cabeza de tanto imaginarte y pensar en ti...

2 comentarios:

coraldina dijo...

pues deja de imaginarla y ves a buscarla

ánimo!

nos vemos

H. dijo...

mm eso dicen todos, lastima que no se a donde..

Chance...

Las oportunidades son curiosas, a veces vienen disfrazadas de desastres, de mensajes, de risas, a veces llegan y golpean la puerta como ...