jueves, 29 de mayo de 2008

Volviendo a nacer...

Entre el muro de Contención y los árboles, antes de completar los 540 º, solo pensaba en no lastimar a nadie, un día después del shock pareció volverme el alma al cuerpo y volví a vivir sin miedo y sin dudar, aun cuando hoy me quede sin frenos, literal y figuradamente ... pero hoy no temo a nada.

3 comentarios:

Susy dijo...

Te felicito,
el miedo, aún a ofender, suele ser causa de toda desgracia y ofensa. Librarse de él, defenderse de él, auyentarle, es cosa de seres superiores.

Abrazos.

Réckiem dijo...

Te felicito siempre siento que tengo miedo, de tantas cosas... y eso me impide ser al 100% feliz.
Me gustó muchísimo tu blog, volveré otra vez a leerte, ojalá visites mi castillito entre nubes también.

H. dijo...

Gracias, lo perro es la resistencia al cambio...

Cooper, Busca Casa

La encontré en la calle donde vivo, su pata lastimada me hizo romper la promesa que le hice a mi esposa de no “ayudar” a mas perritos, pero...